Letra Déjame Nacer, Sexagésimo


Había un muchacho seducido por las fuerzas del amor
cuando una niña dulce y bella le entregó su corazón
fueron creciendo y comprendieron cuan grande era su pasión
un día el amor los convenciera de aprovechar la ocasión
pasaron algunos días y todo, todo cambió 
un presentimiento aquella mujer invadió
pues dentro tendría el producto de su amor
el novio le dijo tienes que ver al doctor
no quiero ser padre es la única solución
y una noche en sus entrañas soñando escuchó una voz
ella pensó en ignorarla escucharla era mejor
lo cierto es que allí tendría a ese ser que se engendró
que apreciaba ya la vida y a su madre le imploró:

Déjame nacer para continuar yo quiero vivir como los demás
déjame nacer por favor mama déjame nacer o me mataras.

Y aquel que seguía pidiendo justicia y también piedad
tenia consigo la esperanza de encontrar la salvedad
y la angustiada y pobre madre si así se le puede llamar
sentía el clamor de una plegaria en su vientre maternal
hazlo por tu santa madre que a ti si te sabe amar
se  bien que si muero no importa a  la sociedad
pero ante el ser supremo es una barbaridad
también pido y rezo por los que en la misma están 
yo no soy el único que tal vez morirá
y la voz de su conciencia fue más fuerte que su mal
ella pensó en su criatura  que inocente iba a pagar
familia novio y amigos comprendieron su pensar 
y ahora en vez de un lamento se  escuchaba ya el soñar: 
Ya no moriré pronto me verán tu alegría seré cada despertar
le agradeceré a dios su bondad y por no morir doy gracias mama.