Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

Letra de Al café y a los caballos, Jorge Guerrero

A vaina buena es dormir, 
a vaina buena es dormir bajo un caney sabanero 
con una buena cobija, buena hamaca y colgaderos, 
y una brisita colá taladrando el mosquitero. 

Cuando va entrando el verano 
brisea sabroso en el llano en Diciembre o en Enero 
ahí es cuando en esos hatos se alborotan los llaneros, 
porque vienen los trabajos y hay reunión de vaqueros. 

Al café y los caballos! 
grita el caporal del hato alentando a los obreros 
remonte bien a esa gente 
le dice al caballicero, 
a mi me amarra el castaño del hierro mata'e palmero 

Potrones pa' los muchachos pa' que aprieten las batatas 
con esos bichos cerreros 
a los hombres de confianza denles caballos freneros 
que meneen duro las patas porque hay ganao cachalero.

Con soga, sierra y cuchillo 
se va la tripulación arreando a los madrineros, 
a incorporar al rodeo, bajo ese sol veranero 
y en ese gran ajetreo se prensan los más certeros. 

Luego se apartan los bueyes 
y el caporal selecciona con su mandador de cuero, 
la vaquería del vecino, las parías con sus terneros, 
los mautes y vacas viejas pa' cambiarlas por dinero. 

Después con rumbo al corral 
arreando va el caporal junto con los culateros, 
y por los lados van alertas punteros y traspunteros 
mientras el ganao le siguen los pasos al cabrestero. 

Se encierran ya con la tarde, 
y un par de muchachos briosos paralean bien los tranqueros 
despues cada quien se ajila para el desensilladero 
de ahi se bañan los caballos pa' largarlos pal' potrero.

La diversión en la noche 
comienza porque no falta nunca un jodio chalequero, 
que está pendiente del mínimo error de sus compañeros, 
el que agarre para un chiste y hace el rato placentero. 

Otra cosa que no falta 
es un resabiao bellaco, un flojo y un retrechero, 
un grisapiento y un guapo, un loco y un embustero, 
un buen asador de carne, la guisá y un chofotero. 

Que el llano se está acabando! 
Hay muchos que lo pregonan, yo asi no lo considero, 
sucede que muchos criollos para el pueblo se vinieron, 
y ahora le cojieron asco al barro y al espinero. 

Pa' mi el llano no se acaba 
lo digo en mi canto criollo, relancino y altanero, 
mientras que sigan naciendo lambedora en los esteros, 
habrá sabana y calcetas cundías de ganao matrero.