Letra de Rumbos Distintos, Jorge Guerrero

No te aferres a mi amor, 
por favor, te lo suplico, 
ya sabes que, en nuestras vidas, 
llevamos rumbos distintos (bis). 

Tú que vienes, yo que voy, 
nos topamos por coincidencia y capricho. 
Ahora quieres enredarme 
en tremendo laberinto. 
Pero, ¡qué va, corazón! 
Aquí todo está clarito. 
Adiós, que te vaya bien. 
Fue un placer haberte visto (bis). 

Si pensaras un momento 
en lo complejo del mundo, 
sabrías que, en nuestros destinos, 
llevamos distintos rumbos (bis): 

tú allá, queriendo tenerme; 
yo, en mi camino, errabundo. 
Amores andan bastantes 
por la vida dando tumbos. 
Hay unos que compaginan: 
son los amores profundos 
porque, en tiempo de agonía, 
se dan besos moribundos. 
Adiós, cariño casual, 
me despido taciturno. 
Si un día llegas a encontrarme, 
aunque sea por un segundo, 
recuerda que sí te quise 
con este amor vagabundo, 
el que me hace parrandero y 
es con el que me acostumbro.