Los senderos de la vida - Reynaldo Armas

 Letra de Los Senderos de la vida

Por el sendero, De mi campo al campo tuyo,
De día y de noche Voy persiguiendo tu huella, 
De día con el sol radiante, 
De noche con las estrellas, 
En el afán de encontrarte 
Mi primorosa doncella. BIS 

Te buscaré Con la noche bien oscura, 
Por el monte y su espesura, 
Y al salir la luna llena, 
Y en el sabor de un guayoyo cumanés, 
Ron de caña y  Ponsigué
Donde se humillas las penas, 
Y me sentirás en la brisa cuando pasa, 
Merodeando por tu casa, 
Despertando las cayenas, 
Y en mi castaño, Fustigando el temporal, 
Hurgando en el aguasal 
Tus mielitas de colmena, 
Y en el dulzor de una piña mayanes, 
Mujer cundinamarqués 
Hermosa flor de azucena.



Reynaldo Armas




Por el sendero de mi triste pesadilla, 
En una orilla del pozo de los encantos, 
Soñé que me querías mucho, 
soñé que me amabas tanto, 
y que era el dueño absoluto 
de tu amor, cariño santo. BIS 

Y aconteció, que de pronto desperté, 
Te busqué y no te encontré, 
Pa meterme entre tus brazos, 
Blanca paloma, la del vuelo pertinaz, 
De la guerra y de la paz, 
La que me dio el gran flechazo, 
Irónicamente, se me dio fue por cantar, 
En lugar de protestar, 
Por tu amor frívolo y falso, 
Aunque en verdad yo no creo que seas capaz, 
De dejarme así no mas 
Desnudo, hambriento y descalzo, 
Si no me entiendes, mi vida sentenciaras 
Y muy pronto miraras 
A un hombre vuelto pedazos