Header Ads Widget

Ticker

6/recent/ticker-posts

Anécdotas de un día de pesca

 Una de las actividades del llano que mas disfruto y de la que guardo especiales momentos  es la pesca.

 Recuerdo una Semana Santa que fui con mi familia a pasar esos días festivos en una Finca.  Nos despertábamos temprano , jugábamos, corríamos entre los arboles , nos bañábamos en la represa en fin, todas las bondades que la tierra llana dispone para el disfrute.

  Durante esos días, salíamos tempranito mis primos y yo en una lancha a canalete, la carnada eran pequeños pececitos que atrapábamos en la orilla y el implemento de pesca eran  carretes de Nylon y anzuelos. 

 Nuestras edades rondaban entre los  9 y 11 años, diariamente pescábamos uno que otro pez, Loro, curbina, Guabina eran los mas comunes, aunque circulaban muchos peces como Pabón y bagres, muchos mas difíciles para nuestra edad debido al tamaño de los mismos.


pesca

 Uno de los tantos días, pasaban las horas y ninguno había capturado  siquiera un pececito, decidimos seguir adentrándonos en las aguas.

  Seguimos remando y remando y entre dos arboles secos que habían quedado sumergido cuando se realizo la represa había colgado un chinchorro, colocamos la lancha al lado y lo alzamos, cual sería nuestra sorpresa: Estaba repleto de peces.

  Con gran emoción acomodamos la lancha para que al alzar la red los pescados cayeran dentro de la misma.

  Durante la faena  trato de levantar  una parte de la red y no puedo por el peso del mismo, le hago seña a mi primo para que venga  a ayudarme porque hay un pez grande.

  Con gran esfuerzo levantamos la red y la colocamos sobre el bote y nos quedamos inmóviles al ver que de la misma salto un babo hacia el interior de la lancha.

 A los pocos segundos todos los primos moviéndose dentro del bote, de un lado a otro tratando de espantar el animal con los canaletes.

 Cuando al fin logro salir, gran parte de los peces habían sido lanzados al agua en el intento de correr al animal.

  Una vez pasado el susto, regresamos con solo una pequeña cantidad y sin mencionar a nadie lo ocurrido.