Baños de agua de fregosa , un remedio natural para la fiebre

En distintos pueblos de las regiones llaneras se tiene la costumbre de bañar a los infantes con agua de fregosa cuando se ven afectados por la fiebre, o en caso de cuadros gripales se emplea  para evitar que la misma se pasme. 


Para preparar el baño se toman los cogollos de esta planta y se trituran en agua hasta que tome un color verdoso, luego se le agrega mas agua y se coloca en una bañera con acceso directo a la luz solar. Cuando el agua adquiere cierta temperatura que denote tibies al tacto, estará lista para ser empleada en el baño.

La fregosa es una planta que se reproduce con gran facilidad  y que contiene grandes propiedades medicinales, se ha empleado como analgésico, antibiótico y fungicida.